Todos los años cuando llega septiembre envasamos unas judias de nuestro huerto particular.

En una sartén freimos un poco de cebolla y enchamos las judías una vez escurridas y les damos una vueltas.

Las sacamos para un plato  las regamos con un chorrito de vinagre y las acompañamos con el bonito del norte en escabeche.  Es una cena sabrosa, fácil de hacer y bonito.

Bonito del Norte en Escabeche

Bonito del Norte en Escabeche